Contacto

En redes, o más directamente por la página web, podrás preguntarme tus dudas, inquietudes, peculiaridades o creencias religiosas (si las tuvieras), soy respetuoso.

Detrás de esta página no se encuentra una persona al uso. Si tus críticas son fundamentadas estaré encantado de aprender de ellas. El ego lo deposité en un cajón y no sé dónde lo he dejado.

Sin embargo, si eres un hater, bienvenido a mi humilde morada, póngase cómodo y recline su sillón, estaré encantado de entablar una batalla de improperios. Aunque manteniendo las formas, no somos animales de bellota.

Conoce mis redes

Estas son mis redes. ¡Añádeme!

Envíame un mensaje